Archivo de Publicaciones

Conexión Cuadrangular 2014

Samuel Rodríguez

Conferencista Principal de la Conexión Cuadrangular en Dallas, es el Presidente de la Conferencia Nacional de Líderes Hispanos Cristianos en Estados Unidos y una voz cristiana en el Capitolio sobre cuestiones de inmigración y justicia social. Él co-pastorea New Season Cristian Worship Center en Sacramento, California, donde vive con su familia.

Samuel Rodríguez fue llamado a los pies de Jesús por medio del ministerio de Jack Hayford. Durante su participación en la Conexión, manifestó:

“Nuestra fe no puede ser como cualquier clase de fe. Debe ser transparente, transformadora, inagotable, una fe que va tras lo imposible.

Como en la creación, Dios siempre empieza dando luz en medio de la oscuridad, el pecado, la pobreza, el materialismo, el odio y la corrupción. En medio de todo ello, somos la luz del mundo (Mateo 5:14).

La gente de Dios debe multiplicarse. No somos solo gente con buenas ideas pero anticuadas y con valores retrógrados. Somos gente de la palabra, la sal y la luz de la tierra. Somos los adoradores de Dios que van a cambiar al mundo.

Por sobre todo somos nacidos de nuevo, no de la misma raza, pero seguidores de Cristo que deben superar el temor y la apatía. La complacencia del mundo hoy atrofia la moralidad y el dominio propio que debemos tener como la iglesia de Dios.

“Hispano” significa que por nuestra pasión y compromiso traemos pánico al reino de las tinieblas. No ocultemos nuestra luz.

En Pakistán prediqué en medio de gente muy difícil, incrédula y violenta; sentí mucho temor. Creí no poder hacerlo, pero oré a Dios por fortaleza espiritual y les hablé solo el evangelio de Jesucristo. La multitud fue conmovida y empecé a reprender el temor y la atadura que este causaba en la gente.  Ese día hasta la gente religiosa fue tocada.

Un hombre de 80 años que nació ciego recibió la vista. Eso conmocionó a los asistentes. Aún hay poder en el nombre de Jesucristo y si quitamos el temor, el poder de Dios se manifestará.

No puede haber un cristiano acomodado sirviendo a Jesús, las diferencias no están en lo que comemos en cada lugar del mundo, sino en la alabanza y fe de quienes creen en Él y lo siguen. No escondas la luz que hay en ti. Remueve lo que sea necesario en tu vida para que la luz brille. Nuestro Dios hoy está remplazando las tinieblas por la luz.

Declara que vas a salir de tu tumba para hacer brillar Su luz a los demás.

El tío Sam o cualquier gobierno nunca será el padre. Solo Dios es tu padre y a Él siempre puedes acudir.

Vamos a multiplicarnos más allá de los límites. Esta es la hora de la multiplicación de la Iglesia Cuadrangular”.

Permanece en Él

Juan 15:4 Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Pues una rama no puede producir fruto si la cortan de la vid, y ustedes tampoco pueden ser fructíferos a menos que permanezcan en mí.

Es mucha la riqueza que obtenemos participando en eventos en los que disfrutamos de la comunión con Dios al lado de nuestros hermanos en la fe. Esos son momentos donde la gracia, el amor y el poder del Padre se hacen manifiestos.

Tanto en la pasada Conexión en Dallas como en el inicio de nuestra Convención de la ICCC en Bogotá, los pastores cuadrangulares hemos sido especialmente confrontados por la Biblia con respecto a mantener un corazón afinado con el corazón de Jesús. Un corazón que ama sin reservas al creador y a la gente. Hemos sido retados a no buscar el éxito personal y pasajero, sino a procurar que el carácter de Cristo sea permanentemente forjado en nosotros. Se nos ha instado a buscar un continuo crecimiento espiritual, que es el producto de mantenernos conectados a la fuente de la vida, Dios mismo. Hemos sido motivados a no buscar la aprobación de todos, sino más bien a poner nuestra vida en orden, dando el primer lugar al Señor, como corresponde.

Por supuesto que estas reflexiones no son solo para pastores, también son para toda persona que ha hecho la decisión de recibir a Cristo como Salvador y Señor.

Como cristianos, debemos anhelar más el fruto del amor, con todas sus manifestaciones (gozo, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad), como evidencia de un carácter santo, para bendición de quienes nos rodean, empezando por nuestros hogares y familias, en dónde más que las instrucciones que damos, nuestra manera piadosa de vivir será la influencia que nuestros seres queridos necesitan recibir.

Si deseamos tener familias temerosas de Dios, que le amen y le sirvan de acuerdo al llamado que Él tiene para cada uno; si queremos ver una iglesia sana y haciendo avanzar el reino de Dios, debemos comprometernos y mantenernos recibiendo los nutrientes de la palabra y la energía vital que solo nos puede dar su Espíritu en nosotros.

Oremos juntos: Padre Dios, te damos gracias por hacernos parte de ti. Con humildad te pedimos que nos ayudes para que ninguna cosa creada nos separe de tu gracia y de tu amor. Que llevemos frutos abundantes para glorificar tu Nombre.

Amén.

Servidor en Cristo,

Ricardo Castillo Pérez
Pastor Presidente ICCC