Categorías

Archivo de Publicaciones

Últimos Comentarios

    Historia

    Reseña Histórica de la ICCC-Colombia

    Los Misioneros de la Cruzada Mundial de Evangelismo John y Jane Firth llegaron a Colombia en los años treinta. En la década de los cuarenta (1.943-1944) se estableció la primera Iglesia Cuadrangular en la ciudad de Bucaramanga.

    En 1.953 bajo la cobertura de la Iglesia Cuadrangular, los Juanitos, como cariñosamente se les llama, se dirigieron a Barranquilla, trabajaron arduamente en esa región del país hasta 1.974. Partieron luego para Bogotá y se instalaron en el barrio Fátima, un sector popular del sur de la ciudad.

    En los años 1.976-77 empezaron a dictar seminarios de liberación en la Iglesia Católica, al norte de la ciudad. Ellos, especialmente Juanita, fueron pioneros en el ministerio de liberación en Colombia. En aquel tiempo, había un avivamiento, una renovación de corte carismático tan fuerte, que la gente buscaba con ansia el derramamiento del Espíritu Santo. Ya no eran solo los cristianos evangélicos, sino que también muchos católicos recibían el bautismo con el Espíritu Santo.

    En otras ciudades, este mismo mover se empezó a manifestar poderosamente. Para la gloria de Dios, la clase media y media alta estaba por fin siendo alcanzada con el evangelio. La Cruzada Cristiana hizo una gran labor enfocándose hacia los universitarios. Se considera que uno de los factores claves de este avivamiento, fue el hecho de que el Papa Juan XXIII, después de siglos de prohibición, permitió y hasta invitó a los católicos a leer la Biblia.

    En aquel tiempo, la familia Michelsen, de gran influencia en la sociedad capitalina, facilitó la difícil labor evangelística de los Juanitos, en el sector norte de la ciudad. Aunque estos ya contaban con más de 65 años de edad, para asombro de muchos, la vitalidad y el respaldo de Dios era evidente manifestándose generosamente en liberaciones de poderes demoníacos y sanidades milagrosas.

    El trabajo al norte creció tan desmesuradamente que Juanito pidió permiso a la Misión en los Estados Unidos para establecer una sede en este sector. Recibió la aprobación y cedió entonces la dirección de la iglesia de Fátima a su joven ayudante, el pastor Enrique Torra. Es oportuno aclarar que hasta ese entonces no existía oficialmente la I.C.C.C. sólo la Iglesia del Evangelio Cuadrangular en Colombia, de la cual Juanito Firth seguía siendo el misionero y Presidente. Posteriormente se extendió la obra Carismática en Bogotá, del barrio la Castellana al Chico y más adelante, a la ciudad de Cartagena.

    Desde aquel entonces, y bajo el directorado de los pastores Ray Vincent, Paul Otremba, Jhon Mark Prich, Edward Leal y Ricardo Castillo, la ICCC se ha extendido hasta tener en la actualidad siete sedes en la Capital de la República y otras dieciseis ubicadas en varias ciudades principales del país.